El caso de gatillo fácil que conmueve al país: murió Lucas González

Seguridad

Murió Lucas González, el jugador de 17 años de Barracas Central baleado por la Policía de la Ciudad de Buenos Aires. Así lo confirmó la familia este jueves por la tarde desde el Hospital El Cruce de Florencio Varela.

Lucas González, era un joven futbolista de 17 años de Barracas Central que fue baleado por la Policía de la Ciudad de Buenos Aires este miércoles por la mañana. Murió en horas de la tarde de este jueves, según precisó la propia familia del joven desde el Hospital El Cruce, en Florencio Varela.

“Lucas era mi sobrino del corazón y acaba de fallecer. Lo único que le pedimos a todos es que respeten la intimidad de la familia, porque estamos destrozados. Les queremos agradecer a todos los que estuvieron y a los que están. Y ahora lo que vamos a pedir es justicia por Lucas. Nada más que eso”, señaló el tío al hablar con la prensa en la puerta del Hospital.

“Lucas va a seguir en nuestros corazones”, reflexionó el hombre, quien habló con los medios entre lágrimas y notablemente conmovido por la reciente noticia del fallecimiento del joven futbolista. “Queremos justicia por Lucas. No queremos más a toda esta maldita policía”, enfatizó el tío del jugador de 17 años de Barracas Central que tenía “muerte cerebral” producto del disparo recibido por parte de efectivos de la policía porteña. Hoy, además, trascendió el audio de la Policía tras balear a Lucas.

En relación a los policías que le dispararon a Lucas y que en horas de la tarde de este jueves fueron separados de la fuerza, el tío señaló: “queremos que vayan presos, como tienen que ir porque son unos delincuentes. Ellos son los delincuentes por lo que quisieron hacer con los nenes: ensuciar a cuatro nenes que venían de jugar a la pelota y que terminó en esto, en la muerte de Lucas”.

“Queremos justicia, mi compañero no era ningún chorro. Él era un futbolista, se rompía el orto todos los días. Lo único que pedimos es justicia”, comentó un joven a los medios entre lágrimas. Abrazado a él, otro muchacho señaló también llorando: “Lucas era mi hermano, siempre volvíamos juntos y ayer se volvió solo”. “Mataron a un deportista”, dijeron.

“Estamos sin palabras, estamos destruidos. Es un desastre esto. Esto no puede pasar en un país con democracia”, señaló el padre de uno de los amigos de Lucas. “¿Cuántos Lucas tienen que seguir muriendo?”, señaló. “Son todos pibes estudiantes, laburadores y vienen estos asesinos y te los matan así. No tienen razón de ser. Estamos destruidos”, insistió.

“La Policía te ve con gorrita y te miran mal, te piden el documento solo porque te ven con gorrita, ¿por qué no van a agarrar a los verdaderos delincuentes?”, insistió otro joven amigo de Lucas.

El hecho

Todo comenzó este miércoles a las 9.30 hs cuando, en circunstancias que aún son materia de investigación judicial, el adolescente y tres amigos se movilizaban en un Volkswagen Suran y al detenerse en un kiosco de Barracas fueron interceptados por efectivos de la brigada de la Comisaría Vecinal quienes, según su versión, creyeron que iban a cometer un robo.

La policía dijo que los jóvenes se negaron a ser identificados, embistieron con el vehículo a dos efectivos y tras una persecución a los tiros el futbolista fue hallado herido de dos tiros en la cabeza en el asiento del acompañante, dos de sus amigos fueron detenidos y un tercero escapó, aunque más tarde se presentó en sede policial con su madre y quedó aprehendido.

Por su parte, los familiares de los jóvenes aseguraron que tras el hecho, la Policía plantó un arma.

Compartí esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.