Alquileres: consejos para evitar que una estafa arruine las vacaciones

Información general

Cada año muchas personas resultan víctimas de maniobras a través de avisos publicados en distintas plataformas o redes sociales.

Romina tiene en alquiler una propiedad en Monte Hermoso. La ofrece exhibiendo fotos y comodidades del lugar.

Estafadores tomaron esas imágenes, crearon un perfil falso y comenzaron a ofrecerla, exigiendo una transferencia de dinero a modo de seña.

Una persona que estaba interesada tomó sus recaudos y evitó que sus vacaciones comenzaran de la peor manera.

“Buscó la propiedad en Google Maps y en la toma que aparece hay un cartel colocado en el balcón con nuestros números telefónicos, por lo que enseguida se dio cuenta que no coincidían con el de la persona que la estaba ofreciendo. Me llamó y confirmó su sospecha. Por suerte no cayó en la trampa, pero la casa estaba publicada en varios sitios”, describió a La Nueva.

“Generalmente te piden por día un valor bastante bajo y te apuran para realizar el depósito”, agregó.

Esta es una de las maniobras utilizadas por los delincuentes cada verano para estafar a personas que desean descansar y se cruzan en su camino.

Páginas web o redes sociales son utilizadas para engañar a las víctimas, publicando en alquiler propiedades que no existen o no les pertenecen, ofreciéndolas a precios más accesible que los del mercado y con comodidades que resultan tentadoras.

El alquiler a través de una inmobiliaria ofrece garantías en este sentido, pero si por alguna razón (económica o de preferencia) se opta por buscar una propiedad de manera directa a través de Internet, es necesario tomar en cuenta una serie de recomendaciones importantes al momento de elegir el lugar para vacacionar.

Chequear datos, requerir información y rastrear comentarios son algunas de las tareas que debemos realizar para no perder dinero, tiempo e ilusiones.

Desde la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) comentaron algunos aspectos que debemos evaluar al momento de alquilar, especialmente si se realiza a través de redes sociales o avisos en alguna página web.

“Cuando uno busca un alquiler temporario e ingresa a algún sitio de Internet, en primera instancia se debe interiorizar de que la página sea segura”, comenzó diciendo Mercedes Patiño, responsable de la entidad bahiense.

Agregó que posteriormente, “cuando se observan los inmuebles ofrecidos, es recomendable leer los comentarios para mirar lo positivo y lo negativo, y finalmente sacar conclusiones”.

Señaló que “debemos corroborar los datos y si alguien defraudó a varias personas es factible que podamos encontrar información o comentarios al respecto”

Al momento de “cerrar” un alquiler lo “más recomendable y confiable” es hacerlo de manera personal con el locador, pero en caso de estar distantes es importante comunicarse a través de un teléfono que “sea seguro”.

 “Es más confiable mantener comunicaciones con un número de una línea telefónica fija, que permite establecer un lugar de residencia. Un teléfono celular se da de alta y baja de manera muy fácil y son complicados de rastrear”.

Otra opción, aunque en algunos casos las imágenes tienen varios años, es chequear a través de Google Maps o Street View si la vivienda existe y corresponde a las fotos publicadas.

El depósito

Patiño también se refirió al monto que se debe abonar cuando el interesado decide reservar una propiedad.

“Si te piden una seña bancaria no debe ser superior al 20 o 30% del valor del alquiler. No se debe abonar el total hasta ingresar al inmueble”.

Indicó también que es recomendable “la firma de un contrato con un inventario de lo que hay dentro de la casa y las condiciones de toma del alquiler. Es importante que ese convenio establezca una cláusula de rescisión en el caso de que la propiedad no tenga las características expuestas al momento de ser ofrecida”.

Por último, comentó que, ante la situación que atravesamos desde comienzos de 2020, “también se puede agregar una cláusula COVID, por el caso de que hubiera alguna restricción al momento de viajar hacia la propiedad alquilada”.

Una importante cantidad de propietarios se han reunido desde hace un tiempo en perfiles de Facebook donde se ofrecen alquileres para las distintas plazas de la costa atlántica, con el objetivo de cooperar en la transparencia y combatir a los delincuentes digitales.

Evangelina Martínez, quien es propietaria y administradora de varios grupos de alquiler, comentó que “lamentablemente ya tuvimos varios casos de estafas en Monte Hermoso. Nos preocupa el tema, debido a que muchos sujetos roban fotos de propiedades que existen, y luego las ofrecen por privado a los turistas, obviamente a un precio considerablemente menor al que tienen”.

Consideró que resultan más seguros los grupos cerrados, ya que, a diferencia de los públicos, tienen mayor control por parte de los administradores.

También refirió que “es importante no aceptar ofertas por privado. El propietario confiable no tiene nada que ocultar, por ende, publicará su propiedad de forma pública, con toda la información del lugar, fotos, dirección y teléfono de contacto”.

Sostuvo luego que al momento de alquilar es importante “tomarse un tiempo para investigar el historial de publicaciones en el grupo, como así también el perfil personal” de quien ofrece el inmueble. Además, se puede requerir algún impuesto del sitio en alquiler.

Martínez explicó que no resulta aconsejable “realizar depósitos de reservas a cuentas virtuales” y que la transferencia bancaria debería ser a “una cuenta que este a nombre del titular de la publicación o de la propiedad”.

Compartí esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.