Larreta ante una definición con fuerte impacto potencial en la Provincia

Política

El jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta definirá el martes la modalidad del voto en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, una decisión que moldeará su relación con Mauricio Macri y el radicalismo que representa Martín Lousteau, pero que al mismo tiempo, podría tener impacto en la provincia de Buenos Aires.

La pelea interna de Juntos por el  Cambio en CABA parecía comenzar a definirse cuando el expresidente anunció que no se presentaría a elecciones este año: todos supusieron un pacto con Larreta para que Jorge Macri quedara como candidato único de PRO. Y eso es todavía posible, aunque Fernán Quirós y Soledad Acuña aún no declinaron sus postulaciones.

Una declaración del Jefe de Gobierno, que dijo que “vamos a ir a las PASO con un solo candidato de PRO”, hace pensar que finalmente cederá y permitirá que Jorge Macri, el exintendente de Vicente López que ahora en ministro porteño sea ese representante, como quiere su primo Mauricio.

El cabo suelto, sin embargo: Martín Lousteau, el candidato de Evolución Radical que perdió por poco la interna con Larreta en su momento. Mauricio Macri sospecha un pacto de Larreta con Lousteau que pondría en peligro la retención de la ciudad en manos propias –de su primo Jorge-, uno de sus máximos objetivo por estas horas.

La tensión se traslada al armado electoral. Macri presiona para que en las PASO haya boleta sábana para todas las candidaturas. Pero Lousteau sabe que esa opción lo perjudica porque quedaría atado a una boleta nacional, la del jujeño Gerardo Morales, que no tracciona en la ciudad lo mismo que las de PRO.

Por eso, Larreta, que evaluó separar temporalmente los comicios, podría optar por el esquema de “desdoblamiento concurrente”: un sistema para votar el mismo día pero con sistemas distintos: sábana para los candidatos nacionales, boleta único o electrónica para el jefe de gobierno y el resto de los cargos de CABA. Por supuesto, en urnas separadas.

El esquema es un guiño de Larreta a Lousteau porque en los hechos elimina el “efecto arrastre”, además de un gesto de fuerza del jefe de Gobierno y candidato presidencial ante Macri. “Necesita hacerlo, lo perfila mejor”, se entusiasmaban a su lado por estas horas, cuando Larreta medita aún la jugada.

En la provincia miran expectantes: es que si la decisión es el desdoblamiento concurrente el gesto hacia el radicalismo podría tener impacto en la provincia. Es que en territorio bonaerense la UCR, aun con Maximiliano Abad lanzado como candidato, mira con atención los pasos de los candidatos PRO, tanto nacionales como bonaerenses, que son los que más miden.

Y con Patricia Bullrich interesada en acercar radicales, la jugada de Larreta sería un gesto de buena voluntad hacía el radicalismo que podría complicar los planes de la exministra de Seguridad. Y que se sumaría a la posibilidad de sumar a José Luis Espert, que ingresaría a Juntos, si es que lo hace, de la mano del Diputado, con el que siempre tuvo buena relación.

Es cierto que el oficialismo partidario en la Provincia –intendentes incluídos- es mayoritariamente cercano al sector radical que encabeza Facundo Manes, enemigo interno de Morales, el radical más cercano a Larreta. Pero se supo, hay un “as bajo la manga” que manejan en el larretismo: la posibilidad de ofrecerle a Gastón Manes una candidatura a vice de Larreta. Cerca del jefe de Gobierno consideran “imposible” esta candidatura y tienen argumentos: complicarían a Morales. Pero no niegan que el gesto de Larreta si va al esquema de desdoblamiento concurren tendrá impacto favorable en la UCR bonaerense.  (DIB)

Compartí esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *