Deportaron a Djokovic: no jugará el Abierto de Australia

Deportes


El gobierno australiano le revocó la visa al tenista serbio, número uno del ránking mundial. Debe abandonar el país de inmediato.

Se acabó la novela, y no con final feliz para Novak Djokovic: después de estar más de siete horas retenido en una sala del aeropuerto de Melbourne, el tenista serbio, número uno del ránking mundial de la ATP, fue notificado sobre la decisión de las autoridades del gobierno australiano de revocarle el visado y deportarlo de inmediato. No habrá Australian Open para Nole.

En las primeras horas de la mañana de este jueves, Nole permanecía en Australia. De acuerdo a los medios locales, lo iban a trasladar a un hotel para hacer la cuarentena antes de tomar el vuelo de regreso a Serbia. ​

El serbio había recibido una exención médica que, supuestamente, iba a permitirle disputar el primer Grand Slam del año sin estar vacunado. Sin embargo, al arribar al aeropuerto todo se complicó: fue demorado en la zona de migraciones y le negaron el acceso por «un problema de visas», según comunicaron medios australianos.

Djokovic estuvo más de siete horas encerrado e incomunicado en una sala del aeropuerto. Fue tratado como uno más, tal como había prometido el Primer Ministro australiano, que, en medio de la polémica, declaró fuerte contra Nole: «Esperamos su presentación y las pruebas que nos brinde para respaldar eso», dijo Scott Morrison en conferencia de prensa. Y enseguida agregó: «Si esa evidencia es insuficiente, entonces no será tratado de manera diferente a nadie más y se lo enviará de regreso a casa en el próximo avión. No debería haber reglas especiales para Novak Djokovic en absoluto. Ninguna en absoluto».

Según datos de la ATP, prácticamente el 100 % de los primeros 100 tenistas del mundo han recibido ya las dos dosis de la vacuna, que era requisito imprescindible para entrar a Australia, consigna Olé. Por ello, la decisión de conceder una exención a Djokovic despertó las quejas de otros tenistas, como Jamie Murray, hermano de Andy, que aseguró que a otra persona menos famosa no le hubieran concedido el permiso.

Lo cierto es que esa exención de poco le sirvió a Djokovic, quien en las próximas horas tendrá que volar de regreso a Belgrado en calidad de deportado.

Según el Sydney Morning Herald, la decisión de las autoridades australianas de detener al tenista serbio se fundamentó en supuestas irregularidades en su visa. Aparentemente, el serbio presentó una visa de trabajo que no permite exenciones médicas por no estar vacunado contra el Covid-19.

La Ministra de Deportes, Jaala Pulford, tuvo, de la misma manera que el Primer Ministro Scott Morrison, fuertes palabras para con el tenista, demostrando su malestar con la decisión: «No proporcionaremos a Novak Djokovic asistencia para la solicitud de la visa individual para participar en el Grand Slam del Abierto de Australia de 2022. Siempre hemos sido claros en dos puntos: las aprobaciones de visas son un asunto del gobierno federal y las exenciones médicas son un asunto de los médicos».

Casi siete horas después de su ingreso infructuoso a Australia, las autoridades finalmente confirmaron que el tenista será deportado y no podrá ingresar al país. La decisión fue la de cancelarle la visa y solicitarle que deje suelo australiano, luego de que las autoridades migratorias considerasen que no presentó pruebas suficientes para fundamentar su exención sanitaria.

Compartí esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.