La facturación del comercio electrónico aumentó 73% en el primer semestre

Información general

«Aún con los locales nuevamente abiertos al 100%, la preferencia por la compra online se consolida en la mayoría de las categorías», señala el informe de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico. Se vendieron 133,8 millones de unidades y el ticket promedio fue de $11.946.

La facturación del comercio electrónico en el primer semestre del año verificó un incremento del 73%, al superar el billón de pesos, respecto del mismo período del año pasado, según datos difundidos hoy por la cámara empresarial del sector.

«Durante el primer semestre de 2022 se registró una facturación de 1.090.488 millones de pesos, representando un crecimiento del 73% en comparación al primer semestre del año 2021», indicó el informe elaborado por Kantar para la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE).

Los datos de la primera mitad del año reflejaron que «sigue creciendo la base de nuevos compradores alcanzando un incremento del 5%, ampliándose en nivel socioeconómico y edad».

«Si el consumidor se acostumbró a comprar comida en línea, la va a seguir comprado; si la venta de comercio electrónico se basa en celulares, informática y viajes, cuando la demanda no puede pagarlos se cae la venta en línea».

Además, «aún con los locales nuevamente abiertos al 100%, la preferencia por la compra online se consolida en la mayoría de las categorías», destacó el informe.

El incremento en cantidad de órdenes de compra entre el primer semestre de este año y el mismo período del 2021, fue del 14%, al llegar a 91,2 millones de órdenes.

«En este contexto, hablar de un crecimiento de 14% real es importante»; sostuvo el director Institucional de la CACE, Gustavo Sambucetti en diálogo con Télam, para agregar que «además se sigue con categorías de compra recurrente», es decir aquellas que realiza un mismo consumidor con cierta frecuencia.

La cantidad de productos vendidos marcó una suba del 11% hasta alcanzar los 133,8 millones de unidades y el ticket promedio aumentó 52% en la comparación interanual al ubicarse en $11.946.

Aún se mantiene un 10% de pagos en efectivo, 5% con billeteras digitales, 1% por transferencia bancaria.

Alimentos y bebidas mantiene el liderazgo que supo ganar en la primera etapa de la pandemia tanto en cantidad de unidades vendidas como en facturación, mientras que Turismo vuelve al podio de las categorías de mayor facturación.

«El año pasado fue muy fuerte la venta de celulares y computación, lo necesario para trabajar desde la casa. Hoy vemos más ventas en categorías menos sensibles al poder adquisitivo», agregó Sambucetti.

El directivo de la CACE explicó que «si el consumidor se acostumbró a comprar comida en línea, la va a seguir comprado; si la venta de comercio electrónico se basa en celulares, informática y viajes, cuando la demanda no puede pagarlos se cae la venta en línea».

El vocero también destacó que en las 138 empresas asociadas a CACE que vienen del comercio físico y sumaron su canal de comercio electrónico «las ventas del on line ya representa un 14% del total».

Este porcentaje baja al 4% en el caso de los supermercados que mantienen una fuerte presencia en la venta en local, pero en las cadenas minoristas de electrónica, en turismo y también en indumentaria la participación de la venta en línea supera el promedio del 14%. .

El envío a domicilio se consolidó como la opción más elegida por los compradores en línea (67% contra 39% en la prepandemia) y la tendencia confirmada es el acceso desde dispositivos móviles tanto para la consulta de precios y promociones como para la concreción de las compras.

El 74% del tráfico en sitios de venta en línea provienen de dispositivos móviles y el 58% de las ventas se concretan desde conexiones establecidas desde estos mismos equipos.

En cuanto a los medios de pago, no se registraron grandes diferencias respecto al año pasado, por lo cual la tarjeta de crédito mantiene un liderazgo con el 74% de las operaciones, seguida por la tarjeta de débito con el 10%.

De las compras con tarjeta de crédito el 81% fueron pagos en cuotas y de ellas en el último semestre la cantidad de cuotas más elegida se mantiene entre 3 y 6 pagos (49% el año pasado, 47% de participación en el primer semestre de este año).

Los pagos entre 7 y 12 cuotas pasaron de una participación del 21% al 29% y los de más de 12 cuotas mostraron una merma del 11% al 7%.

Compartí esta noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.